A partir del 6º mes, las papillas de cereales pueden ser con gluten, ya que su sistema digestivo ha madurado y son perfectamente toleradas. Estos cereales son el trigo, la avena y la cebada, que se pueden tomar en forma de papilla con leche o en sus derivados, galletas, sémolas, pastas, pequeños trozos de pan…. Mezclados con las verduras e incluso frutas. En la gama de potitos y purés de MI MENÚ, existen potitos de frutas con galleta maría ideales para la merienda de tu bebé.