La correcta alimentación de nuestro futuro hijo comienza ya durante el embarazo y se hace imprescindible que la mami tenga unos hábitos sanos y una dieta equilibrada que ayude al correcto desarrollo de nuestro niño.

Al nacer comienza una nueva vida para el recién llegado y para vosotros papas. Una etapa fundamental para el desarrollo óptimo del bebé, la lactancia, que aportará al bebé recién nacido de manera exclusiva todos los nutrientes que necesita para crecer y estar sano.

Lleváis muchos meses deseando verle la carita y cuando ha llegado casi ni os lo creéis, ya está aquí, y ahora comienza lo más bonito y lo más duro. Antes de que ellos lleguen ya casi todos los papas tienen decidido si la alimentación inicial va a ser lactancia materna o artificial.

Es una decisión muy personal pero debéis tener en cuenta que la OMS (Organización Mundial de la Salud) y la gran mayoría de asociaciones pediátricas mundiales recomiendan la lactancia materna como única fuente de alimento hasta los seis meses de vida, y luego, esta de manera complementaria a los alimentos apropiados para cada etapa hasta los dos años o más si la madre y el niño lo desean.